Muere un cazador aplastado por un elefante.

Se trata del sudafricano Theunis Botha, un famoso cazador conocido por ser el presidente y fundador de una de las empresas de caza de trofeos. Daba servicio a clientes dispuestos a pagar miles de dólares por matar a leopardos, jirafas, elefantes y otros animales.
El pasado viernes, mientras cazaba, un elefante le cayó encima después de ser disparado.
Theunis tenía 51 años, era padre de cinco hijos, con los que se fotografiaba posando con sus presas, y residía en la provincia sudafricana de Limpopo, en el norte del país.
Los hechos ocurrieron en una reserva de la región de Gwayi de Zimbabue, al oeste del país.  el viernes por la tarde en la Granja de la Buena Suerte, cerca del parque nacional Hwange, donde en julio de 2015 un aficionado a la caza estadounidense mató a Cecil, el león más grande y querido del país africano. Botha encabezaba una cacería de un grupo de clientes cuando se toparon con un grupo de elefantes que comenzó a perseguirlos. Eran cuatro elefantes hembras que cargaron contra ellos para proteger a sus crías.
Botha trató de detener la embestida disparando con su rifle a tres de los animales, pero un cuarto lo levantó varios metros con su trompa y otro cazador abatió al animal de un disparo, según precisa el canal surafricano News24. Al caer, aplastó a Botha, que sufrió heridas mortales. Su cuerpo llegó a la morgue del hospital Hwange Colliery el sábado, donde ha acudido su esposa para identificar el cadáver y repatriarlo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *