Deja que una lágrima caiga por tu mejilla con la historia de los callejeros.

Una mamá gata callejera le dijo a su gatito bebé…

Bebé, de ahora en adelante te enfrentarás solito a muchas situaciones.

El bebé la dijo, «pero mami, si te tengo a ti para cuidarme!»

Ella contestó, «Yo no tengo hogar, he corrido muchos peligros para sacaros a delante a ti y a tus hermanos y ni si quiera lo he hecho bien porque solo quedas tu…ahora debo seguir cuidando de mi y tu que ya eres mayor seguir solo…Yo te enseñaré a sobrevivir en la jungla de los humanos.

El bebé llorando la dijo, «mami, no me dejes solo, no sabré hacerlo bien, me da miedo».

Su madre, con gran angustia, le dijo, «te enseñaré a encontrar comida, a esconderte del sol, a protegerte de la lluvia, a cazar cuando no encuentres nada y sobre todo, te enseñaré a protegerte de los humanos.

«Los humanos son malos mami?» dijo el bebé.

«Los humanos son tu mayor peligro, pueden matarte con su coche, pueden ponerte veneno en la comida, perseguirte hasta cogerte para torturarte hasta matarte, tirarte piedras, quitarte la comida, usarte para entrenar a sus perros de pelea y un sin fin de cosas mas que ya te iré contando».

El gatito comenzó a llorar pidiéndole a su madre que nunca lo dejara solo.

Entonces la madre derramo una lagrima que cayó sobre la cabeza del pequeño y este comprendió del todo cual sería su futuro…

Crónica de una gata callejera que nunca conoció una caricia humana, ni el calor en invierno ni la consulta de un veterinario. Una madre que vio morir a sus bebes camada tras camada, quedándose preñada en cada celo de su corta y miserable vida.

Muchos los llaman gatos salvajes, nosotros el termino de salvaje se lo daríamos al humano que hace que el gato enfurezca cuando te acercas a él. Para nosotras son callejeros y todas llevamos muchos de ellos en nuestros corazones.

Porque los gatos callejeros NO son gatos felices y tenemos mil y un millón de historias, casos y argumentos que lo demuestran.

Adopta un gato de la calle, salva una vida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.