La triste historia de Vera…

Vera tenía dueño, un dueño que la adoraba y la quería como a nadie. Vera siempre fue una gatita de casa, mimada y consentida.

Hace unos meses su dueño enfermó y murió. Su hija decidió tirar todas las pertenencias de Vera y a ella dejarla fuera de la vivienda, en la calle. La casa la cerró y se marchó.

En la casa ya no vive nadie, pero Vera no se separa de la puerta. Le damos de comer y siempre anda por el barrio, como esperando a que él vuelva.

Verá tendrá unos 4 años de edad, es muy sociable y cariñosa con personas.

Si puedes adoptar a Vera dejamos un teléfono de contacto: 678807342

Está en Tarragona.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.